¿Dolor músculo-esquelético? ¡Fisioterapia! 5/5 (3)

El dolor músculo-esquelético se encuentra entre las razones más frecuentes de acudir a un centro de salud, tanto en el sector privado como en el público. Siendo algo tan común ¿No deberíamos tener en cuenta cuáles son las opciones más validas para afrontarlo?

Una reciente revisión sistemática concluye resaltando que las más recomendables opciones de tratamiento para el dolor cervical y lumbar, basadas en evidencia, son, en su mayoría no farmacológicas (1).

En la mayoría de las guías clínicas Europeas se incluyen tratamientos potencialmente aplicables a todas las personas, como el asesoramiento y la educación terapéutica, pero cabe destacar la relevancia otorgada a los tratamientos con ejercicio terapéutico individual y en grupo, combinados también con la terapia manual, siendo estas opciones de abordaje competencias directas de l@s fisioterapeutas.

Si analizamos los factores de cronificación del dolor encontraremos que el  inadecuado manejo del dolor agudo y su persistencia en el tiempo pueden causar modificaciones en el sistema nervioso que provocan el mantenimiento y la perpetuación de la experiencia dolorosa (2,3).

Cierto es, que el tiempo, no es el único factor pero una atención temprana y efectiva del dolor puede eludir entrar en un ciclo vicioso del que a muchas personas les cuesta salir.

Adaptación del modelo de miedo-evitación de Vlaeyen et al (4)

Otra muy reciente revisión sistemática identifica las recomendaciones más comunes y consistentes que ofrecen las guías de práctica clínica actuales para el abordaje del dolor músculo-esquetélico en pacientes con osteoartritis, dolor lumbar, dolor cervical y dolor de hombro (5).

De nuevo las prioridades se centran en ofrecer un tratamiento conservador y 100% abordable con fisioterapia.

¿Y entonces?

¿No deberíamos estar allí?

Atendiendo esas dolencias o patologías de alta prevalencia y baja complejidad, abordando el dolor músculo-esquelético en su fase aguda y también en procesos crónicos, asesorando, educando, dando herramientas de automanejo y control de síntomas desde el primer día… la fisioterapia puede ahorrar la espera, puede ahorrar el paso del tiempo… puede ahorrarnos dinero a tod@s.

Reconocidas investigaciones se están llevando a cabo aquí, por nuestr@s fisioterapeutas (6-7): la implementación de los protocolos de afrontamiento del dolor crónico en atención primaria con intervenciones basadas en la educación y la práctica de ejercicio físico con componentes de socialización, diversión y distracción ha resultado ser efectivas para la mejora de la calidad de vida, la reducción del dolor, la discapacidad y el catastrofismo de los pacientes (6–9).

El acceso directo a fisioterapia es una realidad en el sector privado que solo aportaría ventajas al sistema sanitario público.  


Referencias bibliograficas

  1. Corp N, Mansell G, Stynes S, Wynne-Jones G, Morsø L, Hill JC, et al. Evidence-based treatment recommendations for neck and low back pain across Europe: A systematic review of guidelines. Eur J Pain [Internet]. 2020 Oct 16;n/a(n/a). Available from: https://doi.org/10.1002/ejp.1679
  2. Booth J, Moseley GL, Schiltenwolf M, Cashin A, Davies M, Hübscher M. Exercise for chronic musculoskeletal pain: A biopsychosocial approach. Musculoskeletal Care. 2017;15(4):413–21.
  3. Woolf CJ. Central sensitization: Implications for the diagnosis and treatment of pain. Pain [Internet]. 2011;152(SUPPL.3):S2–15. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.pain.2010.09.030
  4. Vlaeyen JWS, Linton SJ. Fear-avoidance and its consequences in chronic musculoskeletal pain: A state of the art. Pain. 2000;85(3):317–32.
  5. Lin I, Wiles L, Waller R, Goucke R, Nagree Y, Gibberd M, et al. What does best practice care for musculoskeletal pain look like? Eleven consistent recommendations from high-quality clinical practice guidelines: Systematic review. Br J Sports Med. 2020;54(2):79–86.
  6. Montero-Cuadrado F, Galán-Martín MÁ, Sánchez-Sánchez J, Lluch E, Mayo-Iscar A, Cuesta-Vargas Á. Effectiveness of a physical therapeutic exercise programme for caregivers of dependent patients: A pragmatic randomised controlled trial from spanish primary care. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(20):1–22.
  7. Galán-Martín MA, Montero-Cuadrado F, Lluch-Girbes E, Coca-López MC, Mayo-Iscar A, Cuesta-Vargas A. Pain neuroscience education and physical exercise for patients with chronic spinal pain in primary healthcare: A randomised trial protocol. BMC Musculoskelet Disord. 2019;20(1):1–22.
  8. Nijs J, Meeus M, Cagnie B, Roussel NA, Dolphens M, Van Oosterwijck J, et al. A modern neuroscience approach to chronic spinal pain: Combining pain neuroscience education with cognition-targeted motor control training. Phys Ther. 2014;94(5):730–8.
  9. Daenen L, Varkey E, Kellmann M, Nijs J. Exercise, not to exercise, or how to exercise in patients with chronic pain? Applying science to practice. Clin J Pain. 2015;31(2):108–14.
¿Me ayudas a difundir? ¿Compartes?

Cuéntame si te ha gustado